La mujer acusada de matar a su hija de seis años en octubre de 2022 en Gijón se ha suicidado este domingo en la celda que ocupaba en el Centro Penitenciario de Asturias, según han confirmado a EFE fuentes judiciales.

Los hechos por los que la mujer estaba encarcelada se produjeron hace casi un año, el pasado 30 de octubre, cuando la policía encontró el cuerpo sin vida de la niña, Olivia, en el piso donde ambas vivían desde hacía unos pocos meses, en el barrio de El Llano. Según explicó la madre, la causa de la muerte fue la ingesta de fármacos que le había administrado ella misma. Un día antes de los hechos, la jueza había concedido la custodia de la menor al padre tras varios años de litigio con la madre.

La policía se había trasladado al piso, situado en el número 71 de la calle Gaspar García Laviana tras haber recibido una llamada en la que unos familiares alertaban de que no sabían nada de la madre y de la niña. Los agentes lograron entrar en el piso, ubicado en la cuarta planta, y encontraron a la niña ya fallecida tendida en la cama junto a su madre.

La mujer indicó que había tomado pastillas y fue evacuada, ya detenida, al hospital Jove de Gijón para su observación a lo largo de la noche, antes de ser trasladada al día siguiente a las dependencias policiales.

El padre de la menor, Eugenio García, que fue alertado en su casa de Segovia por agentes de la policía, se trasladó conmocionado hasta Gijón, donde relató a los periodistas que acababa de obtener la custodia tras un proceso judicial que se había prolongado durante cinco años. La niña se había quedado al cargo de la madre durante el fin de semana y estaba previsto que el padre se trasladara el lunes siguiente con la menor a Segovia.

Ver más noticias sobre Honduras