Pedro Gómez Barrero, conocido como el ‘padre’ del centro comercial Unicentro, en Bogotá y el cerebro de otros 23 centros comerciales en Colombia, un sinnúmero de urbanizaciones, como Metrópolis, Calatrava, Sindamanoy y La Felicidad, en la capital del país cayeron a última hora de este viernes tiene sus 94 años.

Gómez, quien también implementó en el país el concepto de parques temáticos educativos como Divercity en 2006 y que extendió a Perú, tuvo sus inicios como un constructor independiente.

En 1968 estrenó proyectos en la zona de Bogotá y para class media y popular, y luego sí se enfocó en los de niveles medios y altos, que en gran parte le darían su gran prestigio como constructor.

Nació en 1929, en el municipio de Cucunubá (Cundinamarca). Estudió Derecho se graduó allí como abogado del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Fue juez civil municipal y de circuito en Bogotá y Facatativá, director del Departamento de Valorización de Bogotá y fundador y gerente de su propia empresa Pedro Gómez y Compañía.

De su célebre constructor, Pedro Gómez y Cía., fue el gerente hasta el 2009, aunque siguió vinculado como miembro de la junta directiva y socio.

El año pasado la misma firma tras culminar el proceso de reorganización, la Superintendencia de Sociedades avanzó en el trámite de liquidación de esta.

Esa no fue la única crisis que enfrentó, a finales de los noventa, la débacle inmobiliaria afectó a muchos empresarios del sector, y él no fue la excepción. De 180 empleados, la compañía pasó a 7 y de la misma forma tuvo que déshacerse de su avión privado, de su negocio hotelero y de invaluables obras de arte, para citar solo algunas cosas.

En su último tiempo está dedicado a the Fundación Compartir, el cual creó a finales de los 70 para ayudar a personas de bajos recursos, en vivienda, educación y preparación para una vida como micro y pequeños empresarios.

En 2013, Gómez Barrero fue reconocido con el premio Portafolio Vida y Obra Empresarial.

Ocupó un cargo en el Consejo Directivo de la Universidad de los Andes y otro en el Instituto Ser de Investigación, además fue embajador de Colombia, entre 1987 y 1989, durante el gobierno de Virgilio Barco, en Venezuela.

Sobre esto último se destaca su labor en el llamado Acuerdo de Caracas, que fue muy importante para el futuro de la Comisión Permanente de Conciliación, determinando cuándo Colombia y el gobierno del entonces presidente de Venezuela, Jaime Lusinchi, estuvieron ad portas de un conflicto armado por la presencia del ARC corbeta Caldas en aguas que estaban en discusion.

Inauguración de Unicentro: Virgilio Barco Vargas, Pedro Gómez Barrero, Alfonso Palacio Rudas y Hernando Casas, entre otros, en 1976.

Foto :

cortesia villegas editores

A Don Pedro lo sobreviven Pedro, Luisa y María Fernanda, de su primer matrimonio con María Teresa, y María hija de la también arquitecta Piedad Gómez.

El legado que dejó para la familia y el que le hereda al sector ha sido tal que fue reconocido en vida, por su experiencia y visión para el futuro de Colombia.

También por el liderazgo, la visión optimista y emprendedora, la calidad de sus proyectos inmobiliarios y déarrollo.

Varios empresarios y compañeros manifestaron sus condolencias a la familia y entre ellos la Cámara colombiana de la Construcción, Camacol, dijo que Gómez Barrero fue ejemplo del sector constructor en Colombia.

Mas noticias

Pedro Gómez: de constructor a activista político y social

Se iniciia proceso de liquidación de la Sociedad Pedro Gómez y Cía.

Ver más noticias sobre Honduras