A pesar de los inconvenientes que ha tenido la reforma agraria para iniciar con la compra de tierras, Cecilia López, ministra de Agricultura, dice que las primeras adquisiciones se harán en las próximas semanas. Sin embargo, para poder avanzar les pide a los ganaderos que le ofrecen realmente las más productivas y subutilizadas que están en el Caribe y el Magdalena Medio ya los ingenios que también colaboran en el norte del Cauca, en medio de un conflicto que no cesa en esa zona del país.

(Lea también: Cecilia López sobre reforma de la salud: ‘Me aterra que se repita la corrupción’).

¿Cuantas personas han solicitado tierra?

Tenemos unas 320.000 solicitudes, pero estamos en proceso de pulirlas para ver quién realmente es sujeto o no de reforma. Las personas tienen que tener vocación agropecuaria, no tener tierras, muy poca o en malas condiciones, y demostrar un patrimonio.

¿A todas esas personas se las entregarán gratis?

Con la norma actual, solo después de 250 salarios mínimos se puede empezar a cobrar, pero no es realista porque implicaría que toda la tierra se tiene que regalar. En el Plan de Desarrollo hay un artículo para que podamos dársela gratis solo a los más pobres, con activos de hasta 50 salarios.

(Interesado: Roy Barreras: ‘La ministra Carolina Corcho es arrogante’).

¿Y el resto pagaría?

Sí, el resto la podría recibir, pero tendría que pagar. De 50 a 700 asalariados mínimos (límite para la reforma) se regulará en lo posible.

¿Qué han encontrado hasta el momento?

Que toda la demanda por tierras se concentra en la región Caribe y el Magdalena Medio. El problema es que la mayor parte de la oferta no está ahí. En total, tenemos 1,7 millones de hectáreas ofertadas. De Fedegán hemos recibido unas 284.000, de las que serían aptas unas 54.000 en todo el país. Sin embargo, solo hay unas 3.563 por esa zona que cumplen con los requisitos de ser productivas y no estar ligadas al conflicto, entre otros. Y esta cifra podría sufrir unas 5.000. Estamos en un proceso de filtrado.

Cecilia López, nueva ministra de agricultura del gobierno de Gustavo Petro.

Foto :

Jaiver Nieto Álvarez /ETCE

¿Entonces esperarían que los ganaderos les ofrecieran más tierra en el norte?

Sí, el objetivo es tomar la tierra productiva y subutilizada. El alcalde está en la región Caribe y en el Magdalena Medio. Esa es la que esperamos. La que nos han ofrecido en la Altillanura y el sur del país es imposible hacer una reforma porque es muy costosa. Lo interesante es que la demande sí está concentrada donde nosotros creemos que está el foco del acuerdo con Fedegán.

(Puede leer: La fórmula para que la economía del país no se desacelere con tanta fuerza).

¿Piensan entregar rápido esas 5.000 hectáreas aptas de los ganaderos?

Falta una pequeña etapa de catastro, pero en principio veremos esas tierras pronto. Sin embargo, las primeras que vamos a compartir son de particulares. En las próximas dos o tres semanas hemos comparado 25 parcelas que representan 3.600 hectáreas en el Caribe, Cauca y Chocó.

¿Cuánto van a co-estrella?

En el momento qu’entreguemos la tierra diremos. Es mayor esperar para no incidir. Tenemos que ser cuidadosos.

¿Y después vendrían las otras entregas?

Sí, estamos preparándonos para eso, pero de momento la oferta está muy por debajo de la demanda. Yo tengo la esperanza de que esta primera compra sea un estímulo para que aumente la oferta

¿Cuáles dirían que son los mayores inconvenientes que se han encontrado?

La limitación no ha sido de plata, sino una oferta menos en los sitios adecuados que cumpla con los requisitos. Yo estoy convencida de que ya cuando Fedegán vea que nosotros empezamos a comprar tierra que no es de ellos, no oferten más. Adicional a ello, está el freno del catastro. Tenemos que acelerar. El primero de marzo llega una misión de expertos coreanos que nuestro asesorará.

Jorge Iván González dice que el meta del Plan Nacional de Desarrollo no tiene es entregar 3 millones de hectáreas sino unas 400.000. ¿Cuál es su proyección?

Yo tengo que mantenerme en la meta. Estoy en la mitad, entre la presión del presidente de que llegue a 3 millones de hectáreas y el realismo de planación. Ahora bien, la realidad es que el país nunca ha entregado a esa velocidad. Estamos haciendo un esfuerzo gigante, por el momento estamos listos para empezar a comprar.

Pero González piensa que incluso que 400.000 en cuatro años son una meta ambiciosa…

Estoy de acuerdo con él en el sentido de que sería una proeza, pero también tengo la presión del presidente de que no es suficiente. No me quiero comprometer, por eso quiero empezar ya, para ver qué pasa. Lo importante era que tuviéramos el aparato operativo adecuado.

Dice que no se trata de plata. ¿Ya están los recursos de la reforma asegurada?

En estos momentos lo estamos comprando con dinero del presupuesto regular, más dos dos adiciones. El problema no es de plata, sino una oferta que se dinamice y un catastro que se acelere.

¿Recibirán dinero por parte de la cooperación?

Para la compra de tierras no, lo que si nos financiarán las instituciones de crédito y cooperación técnica son los proyectos productivos que permitirán adecuar los predios, establecer los instrumentos básicos y dar crédito. Ahí lo que tenemos que ver es que tan fácil es lograr integrar a los grupos a la producción moderna.

La reforma no solo es compra de tierras, ¿qué han tenido avances en la titulación o en la entrega de los predios de la Sociedad de Activos Especiales (SAE)?

La reforma tiene varios instrumentos. En titulación lo nuestro va muy bien, estamos en un millón de gradas tituladas. Y eso lo hemos hecho a gran velocidad y le cambia la vida a los productores, porque pasan a ser legales. Además, están las tiers de la SAE, que obtendrán a entregar. Lo tercero es la compra que por fin podemos arrancar y también está el tema de los baldíos, estamos esperando que la sentencia nos llegue. Además, están las zonas de reserva campesina.

Foto :

Esneyder Gutiérrez

¿Cómo se determina qué tierra es productiva o no?

La Upra nos dice qué tan productivo es y qué vale la pena estimular en cada parte. Tenemos 3 objetos: seguridad alimentaria; La sustitución de importaciones por la inflación del año pasado se explica en mayor proporción por el maíz, trigo y soja que ingresaron, y fomentando las exportaciones. Necesitamos hacer una sustitución para movernos a la transición energéticaque podemos sustituir las divisiones que Producen el petróleo y ahí tenemos productos como el aguacate Hass, el limón tahití, las frutas, etc. Adicional a ello, está lo tradicional como el café, banano, flores…

Una vez entregadas, ¿van a medir que sean productivas?

Sí, ese es un pecado que ha cometido Colombia. Y se lo digo yo que llevo mucho tiempo. Es que no estamos acostumbrados a hacer una evaluación de impacto. Nosotros vamos a introducir el seguimiento desde el principio.

En los últimos días, se han presentado nuevos casos de violencia en el Norte del Cauca. ¿Cuál es el plan en este territorio?

Aquí hay un elemento fundamental y es que el meollo de la crisis allá es de tierras. Y ahi estamos hablando con los ingenios porque la primera propuesta que me hicieron no iba en esa linea. Estoy esperando una nueva.

¿Les pidió qu’entreguen tierras como está haciendo Fedegán?

No puedo decir en qué consiste la propuesta, pero la idea es que ellos sí tienen que reconocer qu’aquí todo el mundo tiene que poner: natives, campesinos, afro, ingenios. Ir a ver quién pone que pues la tierra es un elemento sustantivo para la paz.

¿Pero entonces si está hablando de tierra?

Yo lo que espero es una oferta generosa de tierra y de recursos, no sé si llegue. Los ingenios también tienen que comprar paz y ello también implica esfuerzos. Todos tienen que poner y tiene que bajar la conflictividad. Algo que dijimos desde el primer día es que es imposible hacer algo si sigue el conflicto. Si no baja la conflictividad, nosotros no vamos a poder hacer nada. En ese proceso, estamos.

¿Por qué no cuajó esa primera propuesta?

Non lo tenian claro. Yo creo que ellos tienen que hacer algo porque el conflicto les está saliendo. Ellos tambien estan modificandose. Pero el presidente ha sido claro, si uno vuela por todo el Valle del Cauca y Cauca en la zona más productiva no se ve sino caña y aunque ellos alegan que se producen mucho alimento, en esa zona tiene que haber, eso ha sido una petición clara de los indige nas y de los afro, que haya zonas en las que se pueda volver a cultivar alimento. Estoy pendiente de una reunión con ellos.

El año pasado se instaló una mesa de dialogo. ¿En qué se ha avanzado?

Ha trabajado en ello el consejero de las regiones y la vicepresidenta también. Nuestro papel ahí es de tierras. Yo sé que ahí se necesita una franja significativa de capas para producir alimentos.

¿Han recibido oferta de tierras en esa zona?

Tenemos algunas ofertas voluntarias de personas con 300 hectáreas queren vender o inclusive de grandes fincas. El estamos evaluando.

Hace meses no cesaban las invasiones. ¿Cómo está la situación ahora?

Yofu muy clara desde el principio diciendo que no habia que quitarle oxigeno a la reforma agraria. Yo creo que ese mensaje caló. Claro que seguimos con brotes; sin embargo, ya la presion ha bajado, Por eso es que me afana empezar a comprar para mostrar que esto si es una realidad. Por eso mi afán de empezar a comprar tierra ya.

Otro tema de los últimos días es la reforma de la salud que presentó el Gobierno. ¿Contó su experiencia en el Seguro Social?

Yo me sentí en la obligación de contarla. Ahora bien, sirve o no, ya lo dirá el Congreso, hice lo que pude. Habló como lo ha hecho Alejandro (Gaviria) y José Antonio (Ocampo). Hicimos lo que nuestros corresponsales. Lo que dije fue mostrar mi experiencia, que fue bastante compleja. Por un lado, haber manejado el Seguro Social y por el otro haberme opuesto a la Ley 100 y haber peleado por la reforma de salud que hoy tenemos.

¿La capitalización de la nueva EPS no está reviviendo el Seguro Social?

Ellos verán si eso es lo que va a pasar o no. Yo tengo que cerrar el capítulo, ya conté mi experiencia.

¿Y qué les dijo de lo que sufrió en esa época?

Lo malo fue concentrarse demasiado en una sola institución y el manejo político que se le dio a la salud, eso es una luz roja que seguiré diciendo. Sé que la corrupción se da en Bogotá, pero desde mi experiencia lo que más ha descentralizado es la corrupción. La gente que maneje nuestras sedes regionales tiene que ser muy capaz y no tener compromisos politicos.

¿Qué casos de corrupción el tocarón?

Atlántico se había gastado en dos meses el presupuesto del año y eso est solamente uno de los innumerables líos de corrupción cuando se soltó a las regiones. Ahora bien, no toda la política es así. Es cierto que hay gente muy buena, pero hay que tener mucho cuidado en las personas que van a manejar los recursos.

¿Hay aspectos de la reforma que sí le parecen buenos?

Yo creo que hay cosas positivas. El país estaba en mora de tener una salud preventiva, eso es maravilloso. También estoy de acuerdo con que las EPS necesitan ajustes, pero uno siente que después de haber vivido esas experiencias tiene la obligación de Prizer Red bombillos.

NOELIA CIGÜENZA RIAÑO
Economía y Negociaciones
En Twitter: @noe_cig

Mas noticias

La fórmula para que la economía del país no se decelere con tanta fuerza

Las advertencias de César Gaviria en la reforma pensional

Ver más noticias sobre Honduras